Daila Filigrana

Dos mentes creativas hay detrás de DAILA, dos diseñadores de distintas áreas (uno gráfico y una de modas). Lisseth Salas es diseñadora de modas de la Fundación Universitaria del Área Andina, a lo largo de tres años se ha inmerso en el mundo de la joyería y más recientemente trabajando con artesanos momposinos para el caso de DAILA. Jonathan Zapata es diseñador gráfico, también de la Fundación Universitaria del Área Andina con énfasis en identidad visual y diseño editorial. Trabajó durante un año en una agencia de publicidad y decidió emprender junto a Lisseth en el mundo de la moda.

En la trayectoria de ambos diseñadores han creado tres marcas distintas en el sector de prendas y vestir, y joyería, diferenciadas todas por su estilo, target y técnicas empleadas. Primero nació SHANGO, enfocado en bisutería con significado y simbolismo. Posteriormente nació LIZ SALAS, enfocada en ropa ready to wear femenina inspirada en la mujer bohemia y romántica; y más reciente DAILA, que nació de un viaje a Mompóx, Bolívar, donde ambos se enamoraron del arte de la filigrana y decidieron crear una marca enfocada en este arte orfebre.

Al igual que la familia Herrera, lleva en su ADN el amor por la filigrana, DAILA nace con una intención en valorar la artesanía y aportar a través del diseño una apropiación hacia la joyería en filigrana, que se determine e identifique como lo hacemos actualmente con las mochilas wayuu o los tejidos emberá. Queremos que la persona que usa nuestras joyas sienta que está portando riqueza cultural colombiana, que aprecie la tradición y maestría detrás de una técnica que lleva cientos de años perfeccionándose a través de la mano de orfebres que han dedicado su vida a perfeccionar y enamorar con un arte que tiene el potencial de convertirse en identidad colectiva.

Daila-filigrana
Versiones en las que ha participado: